MANIFIESTO DE LAS MUJERES DE LA MINA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

  • Post category:_en blanc / Dona

Nosotras, mujeres de La Mina, seguimos sufriendo con las mujeres que padecen la violencia machista; que ven cómo su libertad, su dignidad, su autoestima y, a veces hasta su propia vida, queda destrozada sólo por el hecho de ser mujeres.

Por eso, durante este mes de noviembre, hemos reflexionado en diferentes grupos de nuestras asociaciones, sobre la violencia contra las mujeres. Aquí exponemos, en forma de manifiesto, los resultados de nuestras reflexiones.

LazoBlancoaliladones_1.jpg

Primero.- Muchas de nosotras hemos vivido muchos años de nuestra vida creyendo que la violencia contra las mujeres era un problema privado y de la familia: A la pobre que le tocaba, se tenía que callar y aguantar.
Pero ahora, ya sabemos, que “esto no es un problema privado, sino un problema social”.

Segundo.- Es verdad que en nuestro país se van tomando poco a poco, unas medidas legales, que no existían hace unos años, para luchar contra la violencia de género. Pero aún tenemos un largo camino que recorrer para solucionarlo, porque éste es un problema social de fondo.

Tercero.- Pero aunque se hable más de las mujeres, nosotras no queremos olvidar que entre las víctimas de la violencia de género están también los hijos que tienen que vivir esas situaciones de violencia y agresividad, a los que se les causa enormes daños psicológicos, y a veces también físicos.

Cuarto.- Creemos que la violencia machista desaparecerá sólo cuando las mujeres dejen de ser consideradas como ciudadanas de segunda y los hombres como los amos y cabezas de familia. Sólo desde la igualdad real de hombres y mujeres, nos podremos librar de la plaga del machismo.

Quinto.- Además, nosotras creemos que en este tema no hay nadie inocente, aunque no todo el mundo tenga el mismo grado de culpa. Todos y todas deberíamos replantearnos y asumir nuestras responsabilidades, tanto hombres como mujeres.

vilencia_genere.jpg

Por todo esto, exigimos:

1- Al mundo de los políticos, que hagan leyes que persigan las diferencias sociales entre hombres y mujeres. Pero que también pongan los medios económicos para que esas leyes se hagan cumplir. Porque sólo así se podrá conseguir la defensa y protección de los derechos fundamentales de toda persona humana.

2- Al mundo de los jueces y fiscales, que no sean tolerantes ni permisivos con los malos tratos de cualquier tipo, ya sean físicos o psicológicos.

3- Al mundo de la medicina, que denuncien que detrás de muchas depresiones, insomnios y ansiedades de muchas mujeres, se suelen esconder malos tratos físicos y psicológicos.

4- Al mundo religioso, de cualquier religión, que deje de considerar a la mujer como menor de edad i que superen sus modelos patriarcales y machistas.

5- Al mundo de la enseñanza, que priorice en sus programas una educación no sexista de los alumnos.

6- Al mundo de la televisión, que no siga utilizando la mujer como objeto para tener más audiencia y ganar más dinero

7- Al mundo familiar, que enseñe a sus hijos e hijas, con la palabra y con los hechos, a asumir en casa las mismas responsabilidades y una igualdad de trato.

8- Al mundo de los hombres, que abandonen esas conductas que les degradan. Porque ellos también son victimas de su propio machismo, ya que les impide ser más humanos y se pierden lo mejor de unas relaciones humanas de cualidad.

9- Y al mundo de las mujeres, que dejen de ser tan calladas y sacrificadas. Que se hagan visibles, y que levanten su voz y su fuerza para ir desterrando de nuestra sociedad ese machismo violento y sucio que ha contaminado tanto las mentes, y que ha conseguido hacer creer que el machismo es lo normal de la naturaleza o que es la voluntad divina.

Y que denuncien. Que rompan el silencio. Que se oigan sus voces hasta hacer daño en los oídos del mundo entero. El silencio no debe ser nunca la respuesta, ni para la víctima de la violencia, ni para quienes convivimos con quién la sufre. No debemos ser cómplices de ello.

 

violencia_vers_les_dones.jpg

A las mujeres del barrio de La Mina nos encantaría que muy pronto el día 25 de noviembre, el día internacional de lucha para la eliminación de la violencia contra las mujeres, no haya nada que celebrar.

Pero mientras tanto aquí estaremos, luchando por nuestra dignidad.